publicidad

   Trabajar el abdomen favorece una mejor postura corporal, permiten evitar dolores y lesiones de espalda, logrando un mejor desempeño al momento de correr. Los abdominales bajos nos ayudan cuando aceleramos y la zancada se hace más extensa. Trabajar los abdominales combinados con los músculos de la espalda y glúteos, nos ayudan a estabilizar la pelvis, mejorando nuestra técnica de carrera y mejorar en las cuestas. Runtastic te presenta 3 videos para integrarlos en tus rutinas de abdomen y mejorar como corredor:     

publicidad