publicidad

 El mexicano Alberto Álvarez terminó en la novena posición en la final de salto triple, de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, con un mejor registro de 16.56 metros. Aún con este resultado, su participación puede calificarse de histórica, ya que es la primera vez en que un mexicano estuvo en una final olímpica en esta prueba. Otros mexicanos que le antecedieron a Alberto,  en 1932 “El Patón” Alanís, no pasó a la siguiente ronda. En 1948, Jorge Aguirre también se presentó por México, sin tampoco acceder  a la siguiente fase.      RESULTADOS  Durante la etapa eliminatoria el mexicano  logró un mejor salto de 16.67 metros, lo que le permitió pasar a la final olímpica como décimo lugar general, donde pasaban los 12 mejores registros. El estadounidense Christian Taylor fue quien se quedó com la medalla de oro al registrar  17.86 metros, seguido de su compatriota Will Claye, con 17.76, y del chino Bin Dong, con 17.58.   Álvarez  se convirtió  este martes en ser el primer nacional  en estar en una final olímpica del salto triple, como ya se apuntó. Se midió a los grandes exponentes de la especialidad, para quedar en el TOP TEN  mundial. El quintanarroense inició su participación en esta fase final  con 16.26 metros, luego continuó con 16.56 y finalizó su actuación con 16.47, por lo que fue el segundo salto el que lo puso en el noveno lugar. De su actuación, el presidente de la Federación Mexicana de Asociaciones de Atletismo (FMAA), Antonio Lozano Pineda, había considerado  que el saltador estaba para estar entre los 10 mejores con base a los registros que había tenido en la presente temporada, siendo un 16.99 como su carta de presentación y lo que le ha valido estar considerado entre los 16 mejores del mundo, de acuerdo al rankink de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF)   “Más allá de lo histórico, Alberto está muy motivado por estar en este escenario, creo que puede hacer grandes cosas y eso ya es ganancia porque es un joven concentrado y con ganas de sobresalir” Alberto Álvarez Muñoz, es originario de Chetumal, Quintana Roo, pero desde hace tiempo que  vive en Monterrey, Nuevo León, por lo que representa al Atletismo Neolonés. Recientemente pasó a las filas  del Tec. De Monterrey para entrenar bajo las órdenes del profesor Francisco Javier Olivares Pérez, coach  de Luis Rivera; así también del entrenador Gabriel Enrique Germán, coach del velocista José Carlos Herrera. Cabe destacar que ambos entrenadores han logrado integrar un grupo sobresaliente de atletas en esa casa de estudios superiores. Video Claro Sports

publicidad