correr en pareja

Correr en pareja ayudará a fortalecer la relación, se pueden tener objetivos en común o simplemente realizarlo por salud. Definir retos como un maratón o la primera carrera, puede darle un toque especial y un mayor compromiso.

Correr con tu media naranja puede convertirse en  tiempo de calidad, logrando incrementar la comunicación y mantenerse motivados durante el entrenamiento, si alguno de los dos desiste, el otro puede animarlo.

Si te parece interesante, primero debes tener claro los objetivos, el ritmo de cada uno y el nivel. Platicar sobre el objetivo de los entrenamientos ayudará a definir si se busca ser más competitivo, bajar de peso para mejorar la salud o una actividad que ayude a bajar el nivel de estrés.

Estos nuestros consejos para tener la mejor de las experiencias al correr con tu pareja: Ritmos de carrera distintos, se debe entrenar cada uno a su ritmo y no caer en competencia de ritmos o tiempos por distancia, evita los piques que obliguen al otro a realizar un esfuerzo excesivo.

Objetivos distintos, si las competencias para las que se entrena son diferentes,  se puede estirar y realizar el calentamiento juntos; separando la parte central del entrenamiento y terminando en pareja los ejercicios de estiramientos.

Gustos en común al momento de entrenar, algunos corredores les gusta escuchar música, otros hablar actualizándose de lo sucedido en el día y los que disfrutan del silencio. Hablar con tu pareja sobre sus gustos ayudará a que sean más placenteros los entrenamientos.

Nunca competir entre ambos, aunque los ritmos sean muy similares no se debe convertir en una competencia, salir por separado en una carrera puede ser un buen consejo, de esta forma se evitará roces o frustraciones de aquel que ha realizado más tiempo.

Lugares favoritos, plantear los días de entrenamiento combinando nuestros lugares favoritos para correr, un día en banda en el gimnasio y el próximo en parque o bosque. Como corredores siempre tenemos nuestros favoritos, platicarlos y ponerse de acuerdo para correr en ellos, mejora las sesiones  y se logra conocer un poco más de la pareja.

Carreras y viajes, todos tenemos en nuestras redes sociales una pareja que corre, participar en carreras como pareja es cada vez más común, una dosis de endorfinas en domingo no cae nada mal, realizar un viaje a una carrera es algo que ambos disfrutan y se convertirá en una forma distinta de viajar.

Por último correr mejora la actividad sexual, un estudio realizado en la Universidad de Harvard, Estados Unidos, demostró que hacer 30 minutos diarios de ejercicio aeróbico, como correr o caminar rápido, disminuye en un 50% el riesgo de que los hombres sufran disfunción eréctil.

Si eres corredor(a) y no tienes pareja, estos beneficios te motivaran a darle la oportunidad a un runner 😉 Acércate a un club de corredores en tu ciudad y disfruta de tus kilómetros

PUBLICIDAD