publicidad

  En la ciudad de Elkmont, un pequeño pueblo en Alabama, Estados Unidos, se celebraba un Medio Maratón (21 kilómetros); Ludivane una bloodhound de dos años salió de casa a hacer sus necesidades y corrió a la línea de salida.   “Solo abrí la puerta y ella corrió a la carrera por su cuenta” “Me preocupé que molestara al resto de los corredores” “Mi primera reacción fue sentirme avergonzada y preocupada porque quizá ella le había estorbado a los competidores”, comento su dueña. Luivine detuvo el cronometro en 1:32:56, logrando un séptimo lugar.   

publicidad