publicidad

 La ganadora de las dos últimas ediciones de los 42k de Boston y Chicago, dió positivo en un control antidoping sorpresa. Considerada la mejor maratonista del momento y ganadora de las últimas dos ediciones del Maratón de Boston y Chicago, da positivo en una prueba sorpresa de control antidoping. La prueba fue realizada en Septiembre en un entrenamiento en Kenia, ahora deberá pasar por una segunda prueba, si resulta nuevamente positivo, perdería la segunda victoria registrada en Chicago  en Octubre y tendría que devolver una cifra cercana al millón de dólares de los premios obtenidos en la temporada. Fuente: RunBlogRun  

publicidad