publicidad

Margarita Hernéndez, y Esmeralda Rebolledo, sexta y décima en el Medio Maratón Valencia. Ayer domingo, las mexicanas Margarita Hernández Valencia, y Esmeralda Rebollo Salgado tomaron parte en el Medio Maratón de Valencia, donde se ubicaron en la sexta  y décima plaza, respectivamente, con tiempo de 1.13:27, y 1.15:28.  Este evento sirvió a las nacionales como preparación de cara a la temporada 2017, donde seguirán participando en el contexto internacional. Unos 13 mil 500 atletas participaron en la 26 edición del Medio Maratón Valencia Trinidad Alfonso en su edición de 2016, donde los kenianos Stephen Kosgi Kibet, en categoría masculina, y Peres Jepchichir, en la femenina, fueron los ganadores absolutos de la contienda.   Kibet se llevó la carrera en un final apretado con un crono de 59.27 por delante del marroquí Musptapha El Aziz, que llegó solo dos segundos después, con59.29; y de Edwin Kipsang Rotich que fue tercero al registrar 59.32. En categoría femenil el triunfo correspondió a Jepchichir pues registró un crono de 1.07:09, con cierta ventaja sobre la favorita de la prueba, la también keniana Violah Jempchumba  quien  marcó 1.08:22, y de su compatriota Rosa Chelimo 1.09:36. Kibet se encontraba entre los favoritos para ganar la prueba con un tiempo inferior a los sesenta minutos y ya despuntó cuando faltaban varios kilómetros para llegar a la meta. En categoría femenina, la victoria de Jepchichir, actual campeona mundial de la distancia, supuso un nuevo récord para las mujeres en la carrera. Esmeralda Rebollo En este 2016 se han batido los récords de participación femenina. El Medio Maratón Valencia Trinidad Alfonso ya contó con más de 3 mil mujeres inscritas, lo que supone un crecimiento de más del 14% respecto a 2015. La salida de la prueba de 21,0975 metros tuvo lugar en la Avenida del Puerto, y recorrió el Paseo de la Alameda, la Avenida Blasco Ibañez antes de buscar el paso por el centro histórico de Valencia, con el tránsito de la marea de corredores por la Calle la Paz, Plaza del Ayuntamiento y calle Colón, con meta en JJ Dómine. La organización aplicó pequeñas modificaciones en el recorrido para hacerlo todavía más rápido y atractivo para los corredores. En concreto, se evitó el Puente de las Flores y se cambió por el del Reino de Valencia para evitar dos giros pronunciados. La meta se retrasó 30 metros, hacia el Veles e Vents, para que la zona posterior fuera más cómoda para corredores, voluntarios, equipos médicos, etc. 

publicidad