publicidad

 

**Participa en la Olimpiada Nacional Escolar de la Educación Básica como seleccionada de Guerrero en la disciplina de atletismo

Guadalajara, Jalisco, a 10 de junio de 20145.- Lucy Michelle Bautista es una niña guerrerense que mezcla la escuela con el deporte de una manera exitosa pero también peculiar, pues gusta de correr descalza, ya que asegura sentirse libre y cómoda.

publicidad

Ha practicado diversas actividades a lo largo de seis años, desde futbol, pasando por voleibol hasta llegar a atletismo, en todos ellos con los “pies a raíz”, como ella le llama.

“Todos los deportes que práctico los hago descalza, es mejor para mí, me siento mejor corriendo descalza, siento mis pies más libres porque cuando me pongo los tenis siento los pies muy pesados

Las altas temperaturas que privan en Acapulco han marcado sus pies, incluso le han generado callos en la planta, por lo que correr sin un calzado especializado no representa mayor problema para la deportista de 12 años.

“No me quemo, estoy acostumbrada, en Acapulco hace mucho calor y está todo muy caliente, tengo mis pies ya marcados, están duros, a veces sí me entierro una piedra muy fuerte siento feo, pero no me duele mucho, estoy muy acostumbrada a estar sin zapatos, podría decirse que ya hice callo; por suerte, hasta el momento nunca me ha pasado nada en los pies”, revela.

Contario a lo que pudiera imaginarse, asegura que utilizar calzado representa en ella una incomodidad.

 

 

“Con los tenis corro más lento, siento que los tenis no me ajustan o me quedan muy grandes o muy apretados y por el peso no corro igual, en la competencia estatal corrí con tenis porque sentí el piso muy feo, pero no corrí igual, ahorita como sentí el piso bien pues me los quité, para ser más rápida. Ahora la pista está como que se sume y así si lo hago descalza, también en pasto me siento mejor sin tenis, tengo que estar checando el piso para ver cómo me siento más cómoda”, sentenció.

Su velocidad y facilidad para recorrer la cancha sin agotamiento cuando practicaba futbol fueron las que acercaron a la estudiante de sexto año de primaria al atletismo y un año más tarde a competir en la Olimpiada Nacional Escolar.

“Yo inicie a hacer ejercicio desde primero de primaria, en tercero dejé de hacer porque me daba flojera y en quinto se hizo un equipo de fútbol de mujeres y me metí a jugar, ahí vieron que yo corría mucho y los entrenadores me dijeron que yo quedaba bien en tetra y pues ya me metieron a atletismo y aquí estoy”.

En su primera participación en el certamen nacional que convoca a los más destacados estudiantes-deportistas del país a nivel primaria y secundaria, Lucy busca que su talento y la fuerza de sus piernas la lleven a conseguir una medalla y a afianzar su crecimiento y desarrollo dentro y fuera de las pistas. 

“Mi fuerte es la carrera de 600 metros planos, me sentí muy bien en esta final porque en la de 60 metros no agarro bien el vuelo, para mí los 60 es poquito y el 600 metros me gusta más, es mejor, es tardado y agarro más vuelo; en la de 60 metros me ganó la niña chiquita de Nayarit porque traía los tenis y después le pedí una carrera entre ella y yo y me quité los tenis y pues le gané”.

Asimismo, Lucy encuentra una motivación extra al acudir al magno evento con sede en Guadalajara.

“Me emociona mucho venir a esta Olimpiada porque son en Guadalajara y yo le voy a las Chivas, quería conocer la tierra de mi equipo y ojalá pueda conocer a algún jugador, encontrármelo estaría padre”.

Por último, aseguro que el apoyo familiar ha sido fundamental para hacer de este sueño una realidad y al igual que muchos niños del país, vivir esta experiencia a tan corta edad en la que queda de manifiesto la unidad y apoyo entre sus participantes.

“Mi familia me apoya mucho, están contentos de que venga, todos mis familiares me dieron dinero para venir y que no me faltara nada, lo único que me piden es que cuando regrese me ponga al corriente en las clases y que no baje calificaciones”.

Ejemplo de ello fue la prueba de 600 metros que disputó este miércoles y en la que se solidarizó con una de las competidoras de la final.

“Una competidora me dijo que no era muy rápida, que da los pasos muy lentos y le dije que yo también y me dijo hay q ponernos de acuerdo de quedar las dos juntas y que ninguna llegue al último y empezamos juntas y durante la carrera estábamos juntas, pero casi al final ya me sentía muy mareada, dije va por Guerrero y empecé a trotar, ya no sentía mis piernas y pues corrí mucho más rápido y entre en séptimo”, concluyó.

publicidad