publicidad

  Sabemos que para la mayoría de los corredores mejorar su velocidad es una prioridad, a quien no le gusta obtener un nuevo PR,  si llevas un tiempo corriendo es el próximo paso,  es momento de mejorar la velocidad y mejorar tus tiempos. Sigue estos sencillos consejos para lograrlo: Antes de entrar en el tema, recuerda algo: las series “no te van hacer sufrir” Tip1: No realices más de una vez a la semana estos entrenamientos y guarda descanso al día siguiente, si tienes una molestia o dolor para. Tip2: Farklet de persecución con un compañero o grupo, el corredor que está al frente corre durante 4 minutos más rápido y detrás lo persiguen al ritmo, realiza 3 o 4 veces la persecución, descansando dos minutos entre cada una. Tip3: Aprovecha los trotes de 40 a 60 minutos y acelera tu zancada; dentro de ese tiempo aprovecha para correr 2 minutos a un ritmo de 20 a 30 zancadas por minuto, descansa un minuto y medio, vuelve a empezar. Este ejercicio incrementa tú resistencia a la velocidad. Tip3: Incorpora las rectas a tus entrenamientos, busca una recta para hacer arranques de 100 y 200 metros, calienta de 20 a 30 minutos con un trote suave, corre 100 metros a un 85% de tu capacidad, al terminar los 100 metros no pares en seco, trota y camina para recuperar durante 2 minutos y arranca de nuevo intentando mejorar el sprint anterior. Realiza 5 veces 100 metros y 3 veces 200 metros. Al terminar trota suave durante 15 minutos y estira muy bien para mejorar la recuperación, de preferencia realiza estos sprints en una pista de tartán. Tip4: Incrementa tu fuerza, agrega unas cuestas al entrenamiento, busca una cuesta de 150 metros donde puedas realizar de 6 a 10 repeticiones según tu condición física, cuidando que la zancada no sea muy abierta y que tenga rapidez,  utiliza la bajada para recuperar. Tip5: El divertido Farklet, calienta con un trote suave durante 20 minutos, corre 1 minuto rápido y 1 minuto de recuperación bajando el ritmo sin dejar de correr, alterna estos minutos hasta completar 20 minutos y termina con 15 minutos de trote suave para recuperación y regresar a la calma. Si deseas hacerlo más intenso, corre en un terreno con cuestas y aprovéchalas para empezar el minuto de velocidad. Conforme vayas avanzado puedes pasar de 20 minutos a 30, es un entrenamiento divertido y que hará más veloz ¡Utiliza estos consejos y tu velocidad se incrementará notablemente! Te invitamos a compartir este artículo en tus redes sociales 🙂

publicidad