publicidad

 Los riesgos de una mala hidratación se ven reflejados en un bajo rendimiento y nos pone en riesgo de una lesión, el punto clave para la hidratación es conocer el ritmo de carrera que vamos a llevar y la temperatura del lugar en el que vamos a correr. Todo esto nos indicará que tanto liquido debemos ingerir para un entrenamiento o carrera. En el verano lo mejor es hidratarnos antes, durante y después del entrenamiento, para evitar lesiones musculares, calambres, problemas digestivos o la tendinitis. Durante el entrenamiento se pierde mayor cantidad de líquidos, como parte de tus entrenamientos debes incluir beber mayor cantidad de agua y con más frecuencia durante la actividad física, logrando compensar la pérdida. La hidratación es tan importante como el calzado que utilizas para una carrera, debes estar consciente de la perdida de líquidos y la importancia para evitar lesiones y bajo rendimiento. Los ejercicios de fuerza son más tolerantes a la deshidratación, pero un deporte aeróbico como correr es necesario llevarlo dentro de nuestros entrenamientos y recuperación. Medidas preventivas en época de calor, toma agua cada 20 minutos con pequeños sorbos, evita que este demasiada frio para evitar problemas estomacales, refresca tu cabeza, brazos y piernas. En entrenamientos de una hora de poco desgaste y clima cálido, beber agua al terminar es suficiente para la recuperación, si es una carrera larga y con un nivel de desgaste mayor, una bebida con hidratos de carbono & fruta es ideal para la recuperación y reposición de glucógeno muscular. ¿Cuánto líquido debo tomar durante una carrera? Esto puedes saberlo en un entrenamiento calculando tu tasa de sudoración.

  • Pésate sin ropa antes de correr
  • Corre a ritmo de carrera durante una hora, sin beber agua o lleva un registro de cuanto bebes. (Evita ir al baño)
  • Pésate terminando tu entrenamiento sin ropa

Ejemplo: Peso sin ropa: 80Peso después de correr: 7980-79: 1kg = 1,000 mililitros La cantidad de debes tomar durante la carrera es de 1 litro que debes dividir en el trayecto, ya sea cada 15 o 20 minutos, esta prueba varía según tu condición física y el clima. Si vas aumentando tu condición física y la intensidad de tus entrenamientos, debes repetir la prueba más adelante. Recuperación después de la carrera. Es importante que al terminar una carrera durante los 30 o 45 minutos posteriores hidratarse e ingerir hidratos de carbono en ese tiempo, ya que el organismo sigue acelerado. Una señal que nos manda el cuerpo es la sensación de sed y sentir el cuerpo caliente, esto indica que no se ha hidratado adecuadamente, puede llegar a presentarse vómitos, taquicardias y sentir un cansancio mayor.

publicidad