PUBLICIDAD

 La segunda mujer en correr un maratón Kathrine Switzer, portaba el dorsal 261 en el Maratón de Boston de 1967, sin saber que las mujeres no podían participar, se inscribió a el maratón de Boston como estrategia utilizó solo sus iniciales KV Switzer, haciendo creer a la organización que era un hombre.  En el transcurso de la carrera, uno de los comisarios, llamado Jock Semple, que ejercía de director de la carrera, detectando que era una mujer, intentó detenerla, salió detrás de ella y le gritó: “¡Sal de mi carrera y devuélveme el dorsal!”. Pero la colaboración de su novio y de algunos corredores, que la escoltaron hasta la meta, impidió que la atleta fuera retirada de la competición, su tiempo fue de 4 horas 20 minutos. Fue un gran ejemplo para las mujeres ya que a pesar de la ideología de esa época, logro terminar la competencia y motivar a más mujeres a correr.    

PUBLICIDAD