publicidad

Guía para runners principiantes ¿Por qué correr? Correr puede cambiar tu vida y ciertamente ha cambiado la de muchos. Forja amistades, te lleva a conocer lugares asombrosos, te ayuda a estar saludable y te da una nueva perspectiva de las calles que recorres todos los días.
Correr aclara la mente, algo acerca del flujo del oxigeno hacia los músculos, logra simplificar hasta el más complicado de los problemas. El Running puede transformarse en una dichosa soledad o ser el más social de los deportes.

El Running significa cosas distintas para distintas personas, ya seas un trotamundos de paso suave  o que quieras convertirte en un corredor supersónico; pero soy un fiel creyente de que hay algo para todo el mundo en este maravilloso deporte.

Todos pueden correr

Sí, todos. Sin importar tu edad, talla o lugar de origen. Incluso si no has trotado más de media cuadra para alcanzar el autobús desde que saliste de la universidad, una vez que empieces a correr te sorprenderás de lo rápido que empiezas a mejorar. 

La planificación ayuda

Seguir un plan realista te ayudará a mejorar más rápido que simplemente lanzarte a la calle. Realista puede significar no empujarte a correr muy rápido demasiado pronto por miedo a lesionarte o en el otro extremo, arrastrarte a ti mismo a correr media maratón sin ninguna preparación.

Si eres un completo principiante, entonces hay varios programas que han sido probados por miles de runners que son ideales para ti y que están al alcance de una búsqueda en este sitio web.

No te preocupes, al comienzo siempre será difícil 

Todo el mundo lucha de vez en cuando por mantenerse motivado, incluso los profesionales. Y todos encuentran que el running es difícil en algún punto. Al principio, es perfectamente normal pensar que es una tarea dantesca e incluso cuando regresas después de una pausa en tu rutina de running. Pero cuando superas los escollos iniciales, repentinamente se vuelve una actividad más que agradable.

El aspecto social del running

La idea de hablar mientras corres puede infundirte miedo y dejarte jadeando del cansancio de solo pensarlo. Pero correr con un amigo puede hacer que un esfuerzo se sienta como un paseo por el parque, incluso si guardas la conversación para después de la carrera.

Hazte con el equipo adecuado

El Running puede ser un deporte muy barato ¿qué más puedes necesitar aparte de unos shorts, una franela y calzado deportivo? 

Pero vale la pena invertir es en unos buenos zapatos. No necesitan ser el modelo más nuevo y a la moda, pero deberían ser los apropiados para tu estilo de running o trote.

Busca tu ritmo

No hay nada malo en caminar a paso suave alrededor del mismo camino un par de veces a la semana. El Running no tiene que ser competitivo, ya sea contra otras personas o contra tus esfuerzos previos. Pero si quieres hacerte más rápido, entonces es importante que combines velocidad y descansos activos.

Una manera de hacer esto es tomar uno de los días de la semana y convertirlo en una carrera larga de paso suave (incrementando la distancia progresivamente, no más de un kilometro a la semana). Luego agrega sesiones a intervalos, donde combinas esfuerzos rápidos con trotes suaves de recuperación. 

Otros ejercicios son importantes

Muchos runners consideran que cualquier entrenamiento que no se trata de correr, es una pérdida de tiempo, pero están muy equivocados. Por ejemplo, los entrenamientos de abdominales, de fuerza y condicionamiento, son muy importantes, tanto para prevenir las lesiones como para mejorar la forma de tu trote. 

Tomarse cinco minutos al día para hacer ejercicios enfocados en esas áreas pueden generarte grandes ganancias.

Alimentando tu running

Hay una industria entera dedicada a venderte productos que prometen hacerte correr mejor y recuperarte más rápido. La realidad es, que para la mayoría de los runners recreacionales, basta con una dieta decente para tener combustible suficiente para su rutina.
 A menos que esa rutina sea un festival de sudor, no necesitarás de ningún batido de proteínas mágico cuando finalice tu sesión de running. Solo asegúrate de no cenar demasiado tarde después de correr y de llenar tu plato de algunas proteínas naturales, tales como huevos, yogurt, nueces o carne magra.
Correr lo más rápido que puedes, antes del desayuno, es una buena forma de enseñarle a tu cuerpo a usar sus reservas casi ilimitadas de grasa acumulada de una manera eficiente.

La edad no es un límite

Nadie es demasiado mayor, y puede que aumentes tu expectativa de vida por el solo hecho de empezar a correr. Hay evidencia científica que afirma que las personas con altos niveles de actividad física tienen telomeros más largos. Estos son, las capas protectoras que se encuentran al final de tus cromosomas y son considerados uno de los marcadores de la edad biológica. Se ha demostrado que los ejercicios de resistencia pueden preservar la longitud de los telomeros.

Tu resistencia tiende a alcanzar su pico después de tu fuerza, así que puedes empezar con el running más tarde que con la mayoría de los deportes y aun así, volverte más rápido. Muchas personas logran sus mejores records personales en todas las distancias luego de cumplir los 40 o 50 años. 

No te preocupes por tus rodillas

A pesar de lo que pueda decir la cultura popular, que el running arruinará tus rodillas, esta afirmación no podría ser más falsa. 

El factor de riesgo más grande para la osteoartritis de rodilla es la obesidad, no andar en la pista de carreras. Por supuesto, aquellos con condiciones preexistentes en sus rodillas deberían tener cuidado, pero para aquellos de nosotros que gozan de buena salud, los beneficios del running superan con creces a los riesgos. 
 

Descripción del autor: Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos. 

Twitter: @edigomben

publicidad