publicidad

  Anteriormente un corredor convencional estaba peleado con este tipo de entrenamiento pues hay un gran mito que dice: “Si hago pesas incremento mi masa muscular y mi carrera será más lenta, no me ayudará a bajar mis tiempos”. Hoy en día, grandes investigadores de biomecánica y Metodólogos del entrenamiento recomiendan ampliamente este tipo de rutinas, por tener grandes ventajas sobre la carrera, el secreto radica en una adecuada planificación de la misma. Un corredor debe incluir este tipo de entrenamiento en su planificación, primero debe de tener en cuenta que el entrenamiento de fuerza ayudará directamente sobre la Fuerza- Resistencia y la Fuerza- Velocidad, traducido en otras palabras, a correr cada vez más lejos o por más tiempo y en la segunda a correr más rápido. En un buen trabajo en el gimnasio, especialmente al inicio de un ciclo o programa de entrenamiento debe haber consideración de pesas, que no significa un entrenamiento de potencia o volumen, pero sí contribuye a la prevención de lesiones.  También, al incrementar la fuerza se puede tolerar una mayor carga de trabajo durante los entrenamientos de intensidad, permitiendo adquirir mayor velocidad. Sin embargo, es importante tener cuidado con la incorporación del trabajo de gimnasio en tu entrenamiento, un adecuado plan de fuerza en el entrenamiento de carrera tendrá grandes ventajas: como mayor reclutamiento de fibras y eso retardará la fatiga; ayudará a prevenir lesiones, pues están bien trabajados los diferentes grupos musculares al fortalecer ligamentos y tendones; auxiliará la formación de un cuerpo estético, así como el factor psicológico pues hay confianza en poder lograr la meta puesta para la cual nos entrenamos, con un mejor resultado en el rendimiento y competencias. Para poder iniciar un programa de Fuerza hay que conocer primero nuestra meta de competencia, nunca sobra aconsejar que lo más indicado es asistir con un Entrenador especializado en el tema, para que te pueda asesorar en el tipo de entrenamiento de pesas que requieres, es importante aclararle cuáles son tus necesidades y objetivos, de otra forma se te pueden asignar rutinas poco adecuadas a tus pretensiones. Debemos recordar siempre que no es nuestro objetivo es desarrollar una gran musculatura o gran definición muscular, sino lograr mejorar nuestros resultados en competencia.     Artemio Adelaido MorenoConsultoría y Desarrollo Deportivo SC 

publicidad