Empezar a correr

EMPEZAR A CORRER

entrenamiento para empezar a correr

entrenamiento comenzar a correr

Empezar a correr: Nunca es tarde para empezar a correr y sentir los beneficios de esta actividad deportiva, ya sea para adquirir mayor condición, bajar esos kilitos de más o simplemente tener mejor estado de ánimo y rodearte de personas muy positivas.

Correr reduce la depresión, aumenta la confianza en la imagen corporal, reduce el riesgo cardíaco al disminuir la presión arterial y corregir el colesterol en la sangre, previene problemas respiratorios, reduce el sobrepeso, aumenta la masa muscular, mejora la postura corporal, ayuda a prevenir la diabetes.

Y en nuestra experiencia te rodea de personas positivas y que tienen objetivos similares a los tuyos.

Antes de empezar a correr y no morir en el intento, debes estar consiente que es ir poco a poco y no incrementar de golpe las distancias.

En esta página hemos reunido todo lo necesario para convertirte en un runner, apoyarte con toda la información necesaria para cruzar la meta, debes hacerlo acompañado de una buena alimentación y todos los consejos que hemos reunido para ti.

Programa de entrenamiento para empezar a correr

Ca = Caminata

T   = Trotar (Caminar Apuradamente)

C   = Correr

D  = Descanso

Miércoles o Domingo: Elige uno de estos días para recuperación activa,  Puedes combinar entre trotar y caminar a un paso muy tranquilo para aflojar los músculos. Este día puedes llevar  un amigo que este empezando  y trotar  a su ritmo. También puedes andar en bicicleta, patines o nadar.

*Realizar estiramientos antes y después de correr

Tips:

·Camina cuando termines para enfriarte y no pares de golpe,  realiza estiramientos, el calentamiento y enfriamiento son muy importantes para evitar lesiones.

·Usa tu respiración para saber el ritmo al que debes correr,  debes poder mantener una conversación mientras corres y tu respiración no debe ser muy agitada.

·Toma  agua o bebidas isotónicas  al final para rehidratarte, si el clima es caluroso, deberás tomar aproximadamente 200 ml  a la mitad de tu entrenamiento.

·Paciencia y constancia, y en unas semanas estarás listo para correr sin detenerte por largos tramos y pronto participar por qué no, en una carrera de 5 kilómetros o hasta en un maratón.

·Para saber si estás estirando bien o forzando el músculo, es respirar profundamente. Si no puedes, relaja un poco la posición

·Llevar una buena  alimentación, la dieta  de una persona que corre debe contener pasta, arroz, papa, pan y cereales integrales para favorecer la recarga de glucógeno muscular 

Ejercicios de fuerza:

Desplantes

1. Póngase de pie con los pies separados a la anchura de los hombros.

2. Dé un gran paso hacia delante clavando el talón primero y luego el resto del pie.

3. La rodilla debería estar a 90 grados y directamente sobre los dedos de los pies, pero no más allá.

4. La rodilla debería estar a 90 grados y directamente sobre los dedos de los pies, pero no más allá.

5. Vuelva a la posición inicial desplazando hacia arriba la pierna delantera.

  

Sentadillas

1. Póngase de pie con los pies separados a la anchura de los hombros.

2. Flexione lentamente las rodillas y baje el pecho entre las piernas. Debería inclinar ligeramente el pecho hacia delante para mantener el equilibrio.

3. Vuelva a levantarse lentamente.

Sentadillas con una sola pierna

1. Apóyese sobre una pierna.

2. Flexione lentamente la rodilla sobre la que se apoya.

3. Vuelva a la posición inicial sin apoyar el otro pie en el suelo.

Tips:

·Camina cuando termines para enfriarte y no pares de golpe,  realiza estiramientos, el calentamiento y enfriamiento son muy importantes para evitar lesiones.

·Usa tu respiración para saber el ritmo al que debes correr,  debes poder mantener una conversación mientras corres y tu respiración no debe ser muy agitada.

·Toma  agua o bebidas isotónicas  al final para rehidratarte, si el clima es caluroso, deberás tomar aproximadamente 200 ml  a la mitad de tu entrenamiento.

·Paciencia y constancia, y en unas semanas estarás listo para correr sin detenerte por largos tramos y pronto participar por qué no, en una carrera de 5 kilómetros o hasta en un maratón.

·Para saber si estás estirando bien o forzando el músculo, es respirar profundamente. Si no puedes, relaja un poco la posición

·Llevar una buena  alimentación, la dieta  de una persona que corre debe contener pasta, arroz, papa, pan y cereales integrales para favorecer la recarga de glucógeno muscular