publicidad

Correr un maratón, para muchos corredores habituales, es una experiencia que se podría decir que va mucho más allá de lo meramente trascendental. Un ultramaratón se trata en realidad de una aventura constante que despierta una gran incertidumbre, sobre todo por lo que compararlo con un maratón podría llegar a suponer un gran salto al vacío. Vamos a analizar las grandes diferencias entre ambas pruebas. La mentalidad del ultramaratónLa mejor metáfora que podríamos plasmar sobre el ultramaratón, sería que es como una vida. Comenzamos como un niño, con fuerza e ilusión, llegamos a la mitad como una persona de unos treinta años, para finalizar como un anciano, apenas con fuerza y con la ilusión por ver completado nuestro objetivo. Entre las principales diferencias entre estas dos pruebas podríamos reseñar, como la más importante queres vivir una aventura completamente desconocida desde el punto de vista de corredor. • Terrenos: los maratones son pruebas que suelen desarrollarse por asfalto, a pesar de existir maratones alpinos, con grandes desniveles y terrenos técnicos. Un ultramaratón, por su distancia, no suelen desarrollarse por asfalto a excepción de las pruebas de ultrafondo que se organizan por circuito, normalmente con superficies con apenas desnivel y terreno de tierra. Los ultramaratones suelen desarrollarse por vías pecuarias. • Distancia: aunque parezca lógico, la gran diferencia reside en la distancia, existiendo ultramaratones de cualquier tipo de kilometraje. Ahora bien, si es la primera vez que decides a pegar este salto, te aconsejo que no prestes tanta atención a la distancia como así al desnivel y el trazado por donde discurra la prueba.  • Mentalidad: este aspecto es completamente diferente por el simple hecho de afrontar un maratón intentando superar nuestro tiempo, mientras que en un ultra intentaremos vivir la aventura sin prestar atención al tiempo invertido, dejándonos llevar por las sensaciones y no por los ritmos. • Entrenamiento: la preparación es completamente diferente pues en el maratón prepararemos series para conseguir una cadencia de ritmo constante que nos llegará a conseguir nuestro objetivo, mientras que a la hora de preparar un ultramaratón buscaremos sensaciones parecidas a las que nos encontraremos en carrera. Estas son las principales diferencias entre estos dos tipos de carreras. Y tú, ya has experimentado un ultra?. Qué diferencias crees que existen?  

publicidad