publicidad

La temperatura iba en aumento el domingo durante la Copa Mundo en Cozumel, pero no fue obstáculo para que Etienne Diemunsch (FRA) ganara su primer título en copa mundo desde 2011. Diemunsch esprintó hacia la meta para triunfar después de haber sido perseguidor a lo largo de la mayor parte de la carrera. Los americanos Jarrod Shoemaker and Joe Maloy llegaron segundos después. “Estoy muy feliz,” dijo Diemunsch . “Fue difícil porque hacía mucho calor. No confiaba demasiado en mi capacidad en el agua. Pedaleamos duro, todos los que estábamos en el pelotón perseguidor. Gracias a Fernandes (BRA) pudimos llegar hasta los líderes al comienzo de la parte a pie.” Diemunsch no llegó al podio de Huatulco y no lo hacía desde la Copa Mundo Guatape 2011. Junto con Shoemaker y Maloy, Diemunsch dejó el agua en la mitad del pelotón liderado por Richard Varga (SVK). El trio fue parte del segundo pelotón que tuvo que trabajar mucho para alcanzar a los líderes, cosa que sucedió en la vuelta final. A Diemunsch no le costó mucho ubicarse al frente después de la T2, con Shoemaker y Maloy pisando sus talones. Shoemaker logró subir a su segundo podio de copa mundo del año.“Debes ser muy estable. No te puedes ubicar al frente tan pronto,”  dijo Shoemaker. “El público de Cozumel es excepcional. Saben lo que es el triatlón y les encanta. He corrido en Méjico muchas veces y soy bastante conocido, me alientan. Hace calor pero todos estamos en las mismas condiciones.” Maloy nunca había llegado a un podio de copa mundo y su mejor actuación fue el quinto puesto en Tongyeong 2013. “No pensaba que la carrera sería fácil,” Maloy dijo. “Las condiciones no son ningún secreto, hace mucho calor, es difícil, la distancia es sprint así que todo se hace más rápido. Estaba preparado para hacer los ajustes necesarios para aprovechar cualquier oportunidad que se presentara.” Fuente: ITU 

publicidad