publicidad

 Doña María Victoria Rivera Bustamante a sus 102 año ha demostrado que la edad no es impedimento, tras participar en la maratón más alta del mundo en Pasco. Conocida popularmente como la Tía Maracuyá, es considerada la participante más longeva de la competición. Ejemplo de tenacidad y vitalidad ante la vida y amor al deporte, Doña María Victoria Rivera, corriendo el Maratón más Alto del Mundo en Pasco, Perú. Corrió un Maratón 42K dando muestra de su excelente estado físico. Esto gracias a la vida sana que lleva y a una dieta especial que consta de “todo tipo de verduras, huevo sancochado, menos carne y menos pollo”, según declaró a la agencia Andina. Para doña María correr es parte de su vida y por eso se siente feliz de intervenir en una competencia tan importante de atletismo en Pasco. Además, asegura que su entrenamiento de cada día se inicia con un baño de agua helada, desafiando el frío de la ciudad. A sus 102 años posee una vitalidad envidiable y confiesa que no necesita “nada de pastillas”, tampoco ir al médico porque come su “mazamorra de maca con quinua”. Ella tuvo que dejar por un momento su balde donde vende su jugo de maracuyá de “pura fruta”, para ponerse su indumentaria deportiva y, portando el número 317 en el pecho, salir a ejercitarse en una carrera que exige gran resistencia física. A paso lento, pero seguro, la Tía Maracuyá pudo completar el circuito de manera exitosa, haciendo su ingreso al estadio Daniel Alcides Carrión en medio de una gran ovación de los asistentes en las tribunas. Con información de: Diario Depor

publicidad