publicidad

 La hidratación es obligatoria cuando hacemos deporte, y mucho más cuando son deportes de largo aliento. El secreto no es sólo hidratarse durante la carrera, también es necesario hacerlo durante todo el entrenamiento, además de ingerir alimentos saludables.
Cuando sudamos, perdemos electrolitos y si no tomamos el agua suficiente, nuestro rendimiento desciende durante la carrera. Esta se refleja en náuseas, fatiga muscular, calambres, dolores estomacales, nauseas, mareos, temblores, debilidad, entre otros.

Sin electrolitos no se puede vivir, así que hay que prestar mucha atención a la hidratación y a nuestra dieta, antes, durante y después del entrenamiento. Come aceitunas, bananas, espinacas, frutos secos y lentejas para reponer los electrolitos y mantener un cuerpo óptimo y equilibrado.

6 formas de hidratarse

Aunque en toda carrera existen puntos de hidratación, es importante asegurar nuestra propia hidratación en caso de alguna emergencia.

1.    Termo 

Un termo es la solución más económica ante la necesidad de hidratarse. Vienen de todos los tamaños, colores e incluso con diseños ergonómicos para un mejor agarre y comodidad durante la carrera.

El punto negativo es que, con diseños ergonómicos o no, tarde o temprano ese balanceo constante te incomodará y querrás deshacerte del termo. Para estos casos, lo ideal es que haya algún amigo en un punto a quien puedas dejarle el termo o simplemente arrojarlo al suelo; es algo que todos hacen. Al final siempre hay gente que se encarga de recoger todo.
 2.    Cinturón
Lo bueno de usar un cinturón es que tus manos estarán libres, además de que puedes llevar entre dos o cuatro termos; eso sí, pequeñitos. Además cuenta con ligas en la parte exterior para llevar algún gel o barrita energética.

No a todos les funciona, ya que en cierto punto se puede aflojar. Esto puede hacer que cause roces y que se mueva mucho, por ende incomodidad. Hay que tener en cuenta que no es apto para todo tipo de carreras. Si son más de 21 K, ni pienses en llevarlo. 

3.    Mochila de hidratación

La mochila de hidratación es perfecta si se van a pasar muchas horas corriendo. El diseño es ergonómico, con tiras ajustables que evitarán que se mueva durante el andar. Además, contiene un depósito interno que se llena muy fácil y una especie de tubo para tomar el agua.

La ventaja es que cuenta con compartimientos para llevar termos y las cosas que necesites. Sin embargo, el peso puede ser un problema al inicio de la carrera, así que se recomienda entrenar con la mochila para habituarse al peso y que luego no te perjudique.

4.    Chalecos

Estos chalecos especiales para correr, tienen compartimientos para llevar termos en la parte frontal, y también un depósito de agua en la parte trasera. Son mucho más cómodos y ligeros que la mochila, aunque claro, no se pueden llevar tantas cosas, sólo lo necesario.

Es una opción ideal para aquéllos que odian tener cosas en la cintura, en la mano o mucho peso sobre la espalda.

5.    Riñoneras

Existe un amplio y numeroso número de riñoneras adaptadas para correr. Hay pequeñas, anchas, con varios o pocos compartimientos para meter los termos en la parte frontal, lumbar o en los laterales. 

Son parecidas a los cinturones, pero más amplias y más pesadas. Cuentan con bolsillos para guardar comida, las llaves, el teléfono o alguna prenda. Claro, sólo te permite llevar lo básico.

6.    Los amigos

Sí, sí es lo que estás leyendo. Los amigos son un recurso increíble para mantenerte hidratado durante una carrera. 

Dependiendo de los kilómetros, establece la cantidad de personas que llevarás como apoyo y pídeles que se ubiquen en puntos estratégicos para que te faciliten agua, barras energéticas, frutas y geles. Así podrás estar tranquilo y rendir mejor durante todo el trayecto.

Hidratarse bien

Una buena hidratación no sólo tiene beneficios a la hora de una carrera, sino en la salud en general. Es un nutriente esencial en nuestro organismo que nos permite mantenernos alejados de ciertas patologías y que garantiza nuestro rendimiento cognitivo, mental y físico.

Como ves no hay excusas para no hidratarse en la carrera, pues existen varios accesorios que puedes usar dependiendo de tus necesidades. Y si no te gusta llevar nada, pídele a tus amigos que te apoyen.
 

Descripción del autor: Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos. 

Twitter: @edigomben

publicidad