publicidad

 Al empezar a correr, debes prestar especial atención a lo que comes  Tanto en lo nutricional como en lo calórico. En tu nuevo plan alimentario, no deben faltar:  a) Semillas (cereales integrales, alubias y frutos secos) ya que son excelentes fuentes de proteínas vegetales, lípidos saludables y antioxidantes y te ayudarán a tener un peso normal y a mantener los niveles de colesterol adecuados, más la energía que necesitas para tu desempeño físico;  b) Vegetales (frutas y verduras) de todos los colores: son ideales ya que contienen una amplia gama de vitaminas y minerales y son fuente natural de carbohidratos, bajos en grasas y libres de calorías pero ricos en fibras, lo que te dará sensación de saciedad. Recuerda incluir todos los colores para incorporar todos los nutrientes y fitoquímicos que éstos alimentos pueden ofrecerte Procura consumir la fruta con sus cáscaras, porque en la piel de los vegetales se encuentra la mayor cantidad de nutrientes, sólo recuerda lavarla bien antes de consumirla;  c) Bebe leche y sus derivados: por su contenido de calcio y otros nutrientes, la leche de vaca (en yogures y quesos descremados) son una buena opción;  d) Consume los productos provenientes de las aguas frías (pescados y mariscos): son importantes por su contenido de ácidos grasos esenciales omega-3, y buena fuente de proteínas bajas en grasas y de minerales como el zinc, hierro y el cromo.  e) En lo posible, consume carne, aves y huevos “orgánicos” ya que son de animales que fueron alimentados de forma más nutritiva, libre de químicos y hormonas. Listo?. Ahora, a correr!                     

publicidad