publicidad

 Seis corredores y un encargado de la organización, sufrieron ataques al corazón durante la maratón de ayer en la ciudad china de Beijing, disputada nuevamente este año con altos niveles de contaminación, informaron las autoridades y la prensa local.

La carrera, iniciada a las 7.30 de la mañana en la plaza de Tiananmen, se disputó con un índice de calidad de aire en torno a los 175 puntos.

Entre 150 y 200 puntos la atmósfera se considera “insalubre” y se recomienda evitar ejercicios prolongados en el exterior, recordó.

Según informa hoy el diario local “Legal Evening News”, uno de los infartados fue un corredor de unos 30 años que perdió el conocimiento cuando quedaban cuatro kilómetros para la llegada.

Unas 30.000 personas participaron en la maratón de ayer, que ganaron el keniano Mariko Kipchumba en la modalidad masculina y la etíope Betelmem Cherenet en la femenina.

El año pasado el índice ambiental fue aún peor, de 400 puntos, por lo que muchos corredores tuvieron que utilizar mascarillas contra la contaminación.

El mes pasado, cuando se celebraron en Beijing los mundiales de atletismo, las autoridades locales lograron buenos niveles de calidad de aire al suspender el funcionamiento de las fábricas y al reducir al mínimo el tránsito vehicular.   

publicidad