medallla_juegos_centroamericanos_y_del_caribe_2018-1024x683
publicidad

Por: Fausto Pérez

Una reconocida empresa colombiana especializada en el arte de acuñar tuvo a su cargo la elaboración de las medallas, oro, plata y bronce, que se entregarán a los competidores que ocupen los tres primeros lugares en sus respectivos deportes y disciplinas, a partir del 20 de julio en los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe.

Se trata de Granados y Condecoraciones, que a lo largo de un poco de cuatro décadas ha trabajado con el Comité Olímpico Colombiano en la producción de preseas.

publicidad

Se fabricaron en total 3.520 medallas, pero se entregarán 3.220, de las cuales 1.010 son de oro, 1.010 de plata y 1.200 de bronce. En reserva quedan 300.

Diseñadas por el grupo creativo del Comité Organizador de los Juegos (Cobar) con la aprobación final de la Odecabe, las preseas tienen 80 milímetros de diámetro por 7 milímetros de ancho. Cada una pesa 200 gramos.

Elaboradas en zamak importado, que es un material amigable con el medio ambiente, las medallas llevan el logo de los Juegos, por una cara, mientras que por la otra están las imágenes de Barranquilla y la Odecabe.

Como dato curioso, las preseas carecen de baño de oro, plata y bronce. Eso sí, los tonos de los metales se lograron a partir de unos baños de electrolíticos.

La cinta que rodeará el cuello de los ganadores de preseas es de seda doble, color azul, de 2 centímetros y medio de ancho.

Autoridades civiles del país, miembros de la Odecabe y exdeportistas laureados, tanto nacionales como internacionales, serán los encargados de colgar las medallas en los cuellos de los atletas que suban al podio luego de realizar sus faenas.

El Comité Organizador de los Juegos elaboró, también, monedas recordatorias, con las imágenes de los Juegos, por una cara, y con la de Baqui, símbolo de las justas, por la otra. Estas monedas, de tamaño pequeño, se les darán a todos los competidores en los Centroamericanos.

Fuente: Barranquilla 2018

publicidad