Advertisement

 

Participaron 16 mil corredores de diferentes nacionalidades como kenianos, colombianos, venezolanos y estadounidenses

 

·        Por primara ocasión  en más de una década, un mexicano gana  esta competencia

 

Con la participación  de 16 mil corredores, este 21 de junio se realizó la 35 edición de la Carrera del Día del Padre, en la que por primera ocasión desde hace más de 10 años, un competidor mexicano  obtuvo el primer lugar, desplazando a los kenianos quienes prácticamente habían hecho suya esta competencia deportiva.

 

Con un tiempo de 1 hora 5 minutos y 48 segundos, el veracruzano Saby Luna Aburto  se coronó como el ganador de esta competencia en la  rama varonil, dejando en segundo y tercer lugar a los kenianos Emmanuel Chamer , quien  contabilizó  1 hora  con 06 minutos y 23 segundos y Geoffrey Kenisi, para devolver al atletismo mexicano la corona de esta tradicional carrera.

 

En la categoría femenil, la keniana Risper Gesabwa registró un tiempo 1 hora con 14 minutos y 36 segundos desplazando al segundo lugar a la mexicana Vianey de  la Rosa, quien contabilizó 1 hora con 14 minutos y 53 segundos.

 

En  punto de las 07:00 horas se dio el banderazo de salida a los 16 mil competidores que se apostaron sobre Periférico, frente a un Centro Comercial para hacer un recorrido de 21 kilómetros cubiertos casi en su totalidad sobre periférico de Perisur a Cuemanco y viceversa.

 

Más que una carrera, el Medio Maratón del Día del Padre se ha convertido en una fiesta, en la que  participan  competidores no sólo mexicanos, sino de otros países como Venezuela, Colombia y Estados Unidos.

 

La seguridad estuvo a cargo de 300 elementos de la policía preventiva y de vialidad, así como personal de Protección Civil en Tlalpan. Se estima que la afluencia fue de más de 25 mil asistentes, entre competidores y  sus familiares, quienes sin importar las inclemencias del tiempo se dieron cita para apoyar a sus corredores.

 

El evento, concluyo a las 11:00 horas con saldo blanco y la vialidad del Periférico y avenidas como Zacateptl y Boulevard de la Luz fueron reabiertas una vez concluida esta justa deportiva.